La carne de pollo es una gran fuente de proteínas. Además aporta potasio, calcio y muy pocos carbohidratos y calorías. También aporta gran cantidad de vitaminas del complejo B, que tienen muchos beneficios para la salud, como propiedades antioxidantes y anticancerígenas, que hacen al pollo un alimento muy saludable.

Una de las características que hacen al pollo parte de una comida ideal es que mantiene el estómago lleno por varias horas (a diferencia de los pescados, por ejemplo), lo que puede ser de gran ayuda si buscas bajar de peso, ya que evita que consumas alimentos a deshora. Además, al ser un alimento muy nutritivo, es ideal para las personas enfermas, ya que contiene muchas proteínas que se digieren fácilmente por el sistema digestivo, así que no recarga tu estómago y te alimenta realmente.

La carne de pollo contiene en promedio, un 20% de proteínas al igual que la carne de vaca, aunque siempre se cree lo contrario. Es más bajo en grasas, ya que posee alrededor de un 9% y no contiene cantidades apreciables de carbohidratos. Dentro de las grasas, posee grasas saturadas, pero al mismo tiempo, aporta ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados en menor cantidad.

En el pollo destaca su aporte proteico, así como su contenido de ácido fólico y vitamina B3, ideales para el correcto funcionamiento cerebral. Asimismo, posee elevadas cantidades de hierro, zinc, fósforo y potasio, minerales esenciales para cualquier individuo y más aún para los amantes de la actividad física.

¿SABES QUÉ NUTRIENTES TIENE EL POLLO?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *